Como pintarse las uñas para que sean perfectas

conseguir unas uñas perfectas

A todas nos gusta lucir una manicura perfecta pero hay que admitir que cada vez que nos hacemos una, se nos pueden escapar ciertos detalles que pueden echarlo todo a perder. Desde salirse del límite de la uña hasta usar las manos antes de tiempo y provocar un accidente; lo cierto es que es algo frustrante. Por eso, para no dejar de tener unas manos estupendas lo mejor que puedes hacer es tomar en cuenta las instrucciones a continuación cada vez que te vayas a arreglar las uñas.

  1. Asegúrate de tener las manos bien limpias. Y con las uñas bien limadas y recortadas, ya que las asperezas son otro motivo común que estropea cualquier manicura bien hecha. Para esto, es necesario que emplees una lima de cartón y limes en una sola dirección.
  2. No remuevas tus cutículas. Recortarlas es un error muy común, pues muchas chicas ignoran que son una protección necesaria en contra de los gérmenes. Si las tuyas son muy prominentes, lo que puedes hacer es suavizarlas con un poco de aceite de rosas y empujarlas ligeramente hacia abajo.
  3. Siempre protege tus uñas con una capa de esmalte transparente. Esto no solo sirve para resguardar la uña del esmalte de color, sino que también hace que este permanezca intacto por más tiempo. Este paso es importante también para evitar la decoloración.
  4. Aplícate un poco de vaselina en el borde de la uña. Apuesto a que odias que cada vez que te pintas las uñas, tus dedos queden manchados. Pues con este pequeño truco ya no más, porque la vaselina repele el esmalte naturalmente. Una vez que todo este seco, tus manos estarán impecables.
  5. Píntate las uñas en tres movimientos. Con el pincel del esmalte perfectamente empapado, lo tienes que deslizar primero del lado izquierdo, luego del lado derecho y para terminar por el centro, hasta que toda la uña quede cubierta. Si lo haces bien, una o dos capas serán más que suficientes.
  6. Sella tu manicura con una capa de Top Coat. Es el último paso en toda manicura y también indispensable, pues protege el color que has aplicado y le añade brillo a tus uñas. De este producto tan solo es necesaria una capa y una de las ventajas que tiene, es que rellena huecos y rayones en la superficie recién pintada.

Aparte de seguir estos pasos, si eres de las que no tienen mucha paciencia para esperar a que las uñas se sequen, y por eso mismo te suelen ocurrir accidentes; un producto que deberías tener a la mano son algunas gotas secantes, que aceleran el proceso instantáneamente.

Otro truco que ayuda a obtener un secado perfecto, es sumergir los dedos en un cuenco con agua fría después de haberte aplicado esmalte, porque dicha temperatura las endurece más pronto.

  • Truco extra para perfeccionar el borde de la uña. Si por alguna razón no tienes vaselina en casa y te manchaste los dedos al aplicarte esmalte, algo que puedes hacer para corregir dicho error es mojar la pinta de un pincel para perfilar los labios en removedor. Luego, lo pasas suavemente encima de las manchas y verás como se quitan sin tener que tocar el resto de la uña.

Al margen de este tip, debes saber que el pegamento líquido es un buen sustituto para la vaselina. Busca pegamento blanco, que es fácil de remover de la piel debido a que es más ligero.

Ya sabes lo que tienes que hacer para que tus uñas queden perfectas. No dejes de leer estos pasos para darle a tus manos el toque espectacular que necesitan.

Click aquí para comentar

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top