Conoce todos los tipos de uñas que hay en el mercado

Tipos de uñas

Cuando se trata de lucir una manicura bonita, está claro que no necesariamente deben tenerse largas las uñas naturales. Si tienes problemas para que te crezcan como es debido, siempre queda la opción de ponerte unas postizas y lo que es mejor, de elegir entre una gran variedad de estilos y materiales, dependiendo de la ocasión en la que las quieras llevar.

Aunque para las más indecisas esto podría terminar siendo una especie de inconveniente; y es que actualmente podemos encontrar tantas en el mercado, que a veces es difícil decidirse por una.

¿Esto es lo que te pasa últimamente? Entonces tal vez necesites conocer muy bien todos los tipos de uñas postizas que existen para hacer tu elección.

Míralos a continuación y decide cual te puede ir mejor:

Uñas de acrílico

Se trata de las uñas postizas más buscadas en lo que a relación precio-calidad se refiere. Están elaboradas con una mezcla de polvo con acrílico, la cual se endurece cuando entra en contacto con el aire, otorgándole una duración estupenda.

Para pegarlas sobre la uña natural hacen falta algunos químicos que aseguren su adherencia, por lo que no es recomendable ir a ponértelas a menudo. Sin embargo, una ventaja que tienen es que bien cuidadas, pueden llegar a durar hasta dos semanas a la perfección.

Las uñas de acrílico crecen a la par de las naturales, por lo cual si quieres extender su duración, es necesario acudir a un centro de belleza para que rellenen los espacios sin acrílico.

Lee nuestro post de como ponerlas con facilidad. 🙂

Uñas acrílicas

Uñas de gel

Conocidas por tener una apariencia muy similar a las naturales, lo cual ha hecho que se conviertan en las favoritas de un buen número de mujeres.

A diferencia de las de acrílico, pasan por un procedimiento en el que es necesario colocarlas dentro de una lámpara de luz UV por lo menos durante un par de minutos, a fin de que el gel se endurezca. Su principal beneficio es que duran mucho más que las uñas acrílicas, aunque son más caras.

Actualmente se pueden conseguir también esmaltes de acabado en gel, que dejan un efecto muy similar al de las uñas artificiales; excepto que con ellos no hay necesidad de exponerse a las lámparas especiales.

Si buscamos una desventaja del gel, es que aunque es el más resistente, su grosor también lo puede terminar delatando.

Uñas de gel decoradas

Uñas de porcelana

Estas uñas están elaboradas a partir de trozos de fibra de vidrio, lino o seda, que son recortadas al tamaño exacto de la uña para asegurar mayor naturalidad. Para adherirlas a las uñas naturales, se hace uso de un pegamento especial que impide que se muevan de su lugar.

El mismo adhesivo tiene una duración aproximada de dos semanas, por lo que este tipo de uñas fácilmente podría ser comparado con el acrílico.

No obstante, cuentan con la enorme desventaja de que a comparación de las anteriores, son potencialmente frágiles, debido al material que se usa en su elaboración. Por esto se conocen también como uñas de seda o de papel. Aunque lo cierto es que se puede negar que tienen un aspecto precioso y elegante.

Las uñas de porcelana se pueden colocar por medio de moldes, que es colocado en el borde de la uña a fin de irle dando forma a cada una de ellas. Como suelen crecer a la par de las uñas naturales, también requieren de un mantenimiento constante.

Uñas de porcelana

Uñas de plástico

De todas las que hemos visto, se sabe que las uñas de plástico son las más baratas y usualmente, suelen estar diseñadas para colocarse en casa. Todos los sets incluyen un pegamento especial.

Lo malo de estas uñas es que, como es de esperarse, no lucen muy naturales si se las compara con las demás. De hecho, están pensadas en su mayoría para ser disimuladas con capas de esmalte o un buen nail art, para reforzar la apariencia de unas uñas largas y bien decoradas.

Sin embargo, son tan económicas y se han vuelto tan populares que incluso se pueden encontrar un montón de tutoriales que nos enseñan a hacerlas en casa. Una opción viable si no cuentas con suficiente dinero como para ir a ponerte uñas postizas a un salón de belleza.

Como ya puedes apreciar, existen muy buenos tipos de uñas artificiales a los que puedes recurrir cuando necesitas con urgencia arreglar tu manicura.

No obstante, debes tener en cuenta que todos ellos emplean adhesivos o químicos que a la larga pueden erosionar las uñas naturales, así que está de más decir que no deberías recurrir a ponértelas con mucha frecuencia. Y mucho menos intentar removerlas sin la ayuda de un profesional.

Ya sabes que clase de uñas te puedes poner la próxima vez que tengas que presentarte en una ocasión formal o una celebración, ¿cuál de estas te ha gustado más?

uñas de plástico

Click aquí para comentar

¡Comparte tu opinión!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top